Propuesta de “Experimento Afigranca“

Inicio>Recomendaciones FM/SFC>Propuesta de “Experimento Afigranca“

Las últimas investigaciones en Fibromialgia sugieren un mecanismo centrado en elevados niveles de óxido nítrico y su producto de oxidación, la peroxinitrita, y también de un exceso de actividad de un sistema de neurotransmisores, llamado sistema NMDA.

Hay diferentes investigaciones que están relacionando la Fibromialgia y la Fatiga Crónica con la elevación de la actividad NMDA y de la síntesis del óxido nítrico. El peroxinitrito es un potente oxidante y altos niveles del mismo causan daños por la oxidación; dos estudios lo demostraron en Fibromialgia.

experimentoEn un estudio se demostró la remisión de todos los síntomas cuando se eliminaban de su régimen alimenticio completamente el glutamato monosódico (MSG) y el aspartamo. Ambos productos son toxinas excitantes, porque activan los receptores NMDA en el sistema nervioso y pueden llevar a daño neural como consecuencia de dicha activación.

Hay otros dos tipos de estudios que sugieren demasiada actividad NMDA en Fibromialgia. Varios grupos de investigadores han demostrado que los antagonistas NMDA (drogas que bajan la actividad receptora de NMDA) mejoran los síntomas en pacientes con FM. Esto sugiere fuertemente que dicha actividad es excesiva en FM y que la misma es responsable de los síntomas de FM.

De todo lo expuesto, y a la espera de que investiguen con animales primero y después con personas, y que pueden pasar años hasta ver resultados y conclusiones, se nos ha ocurrido proponer un “experimento voluntario” con los afectados de Fibromialgia y Fatiga Crónica que lo deseen de la Asociación Afigranca.

La propuesta que queremos hacer es ELIMINAR, lo más posible, de la alimentación los dos aditivos mencionados, que por otro lado están considerados como aditivos dañinos y sospechosos para la salud humana pero autorizados por USA y la Unión Europea para el consumo humano. Como el 100% de eliminación no se puede conseguir, ya que en más de una ocasión se come fuera de casa, aconsejamos eliminar, alrededor del 85%, para obtener resultados importantes. Para hacerlo recomendamos tranquilidad y paciencia en este control. No podemos tomarnos este asunto de forma radical, no debemos crearnos un problema, al contrario, se trata de buscar soluciones, y poco a poco cambiar hábitos alimentarios no sanos y sospechosos de estar implicados en la FM y SFC. Por eso, recomendamos coger la lista adjunta y mirar en la despensa los productos que consumimos habitualmente y localizar a estos dos aditivos. Hacer una lista de los productos futuros a eliminar, y en la próxima compra, cuando se hayan agotado, elegir otro fabricante del mismo producto que no tenga estos dos aditivos:

E- 621 – Glutamato Monosódico (MSG)
E- 951 – Aspartamo o Aspartame (APM)

El eliminar esto de la dieta de cada uno no causa ningún efecto contraproducente en el organismo, al contrario, puede ser muy bueno para nuestra salud. En cambio existe la posibilidad de que desaparezca el dolor de la FM y el cansancio de la Fatiga Crónica, según lo que sabemos hoy en día ¿Qué podemos perder, probando? Consideramos que podemos ganar mucho probando esta hipótesis.

Sólo pedimos que aquellos socios que decidan hacerlo, nos informen de los resultados obtenidos. Es importante saber que porcentaje de mejora ha ocasionado en los afectados de FM y SFC. Hay que tener en cuenta que si se empieza hoy a dejar de consumir masivamente estos aditivos, podemos tardar en ver los resultados, varios días o varias semanas, ya que tendremos que eliminar del organismo lo que queda de antes.

Esperamos que esta hipótesis dé resultados positivos. Si así fuera, estaríamos acertando en la diana con las personas que han defendido que en el problema de la Fibromialgia y la Fatiga Crónica está implicado un “envenenamiento alimentario”, que altera el Sistema Nervioso Central. Ojalá fuera la solución tan sencilla, como eliminar dos aditivos de la dieta. {mospagebreak}

Experimento

Mientras seamos más personas afectadas las que probemos esta hipótesis, y hagamos el “Experimento Afigranca”, los resultados podrán ser más concluyentes. Informaremos a todos de los resultados obtenidos.Para que tengan más información, les detallamos a continuación en qué productos habitualmente usan algunos fabricantes estos dos aditivos:

E- 621    –  Glutamato Monosódico: Aromatizante y potenciador del sabor.

Se suele encontrar en los sobres de sopas, en las pastillas de caldo que se añaden a las sopas y potajes, patatas fritas, los ganchitos, los quicos, los aperitivos para adultos y las chucherías para  los niños, salchichas, bollería, salsas, embutidos, en general en productos preparados, etc. “Los potenciadores del sabor aumentan la intensidad del sabor y camuflan aromas desagradables. Pueden provocar el “síndrome del restaurante chino”; presión en las sienes, dolor de cabeza y rigidez de nuca. En experimentos con ratas se ha comprobado problemas de fertilidad y aprendizaje, ataques de hambre y obesidad.” (Revista Integral nº 252 –Diciembre 2000, pág. 40)

E- 951    –  Aspartamo: Edulcorante – sustituto del azucar(Nutrasweet, Equal, Spoonful, Canderel, Benevia, Equal-Measure, Equalsweet, Natreen granulado)

Es un sustituto del azucar, 200 veces más dulce y más barato. Se encuentra en 6.000 productos, en todo el mundo. Se suele usar en algunos productos “light” y dietéticos o “diet”, bebidas refrescos, gaseosas, bebidas en polvo, yogour, lácteos, mermeladas, zumos, chicles, caramelos, golosinas, mezclas para postres, budines y rellenos, productos congelados, edulcorantes de mesa, productos de pastelería, respostería y bollería, conservas agridulces de marinado de pescado, café, té, postres lácteos, congelados, y algunos productos farmacéuticos como vitaminas y pastillas para la tos sin azucar, etc.“En personas sensibles su consumo puede provocar cefaleas, pérdida de memoria, alteraciones visuales, hiperactividad, hinchazón de párpados, manos, labios y pies. La Academia Americana de Alergología e Inmunología lo considera alergeno.” (Revista Integral nº 252 –Diciembre 2000, pág. 40)

Las etiquetas de los productos:

Para poder hacer el experimento, aconsejamos que se mire muy bien las etiquetas de los productos que consumimos habitualmente; pueden tener el nombre completo o el número que indicamos. Pero también pueden tener otros nombres en su lugar, algunos son los siguientes:

E-621 = “GMS”, “MSG”, “Aromatizante autorizado”, ”Proteína vegetal hidrolizada”, “Caseína”, “Aromas naturales”, “Vegetales hidrolizados”, “Saborizante natural, sin especificar”, “Potenciador del sabor”, “Aromatizante”.

E-951  = “Edulcorante autorizado”, “Edulcorante sintético”, o también “procede de una fuente de fenilanina”, “Sugar free”, “libre de azucar”, “aspartate” En productos farmacéuticos: ”L-aspartyl-L-fenilalanina metil éster” ;” 3-amino-N-(alfa-carboxifenotil)-succinamico ácido N-metil éster”.

Todo esto lo hace el fabricante para evitar poner el número real y que el consumidor descarte consumir el producto. Hay que tener en cuenta las diferentes formas que tiene el fabricante de poner los contenidos obligatorios en las etiquetas, para cumplir la ley; pero no informar al consumidor. Existe variedad de marcas en el mercado alimenticio (diferentes fabricantes de un mismo producto). Sólo hay que cambiarlos o dejar de consumirlos por otras marcas que no usen estos dos aditivos.
Es latoso, al principio, pero no imposible.

Experimento Afigranca – Marzo 2008

2017-03-20T17:31:42+00:00 Categories: Recomendaciones FM/SFC|